Pruebe esta verdadera golosina para los gourmet de la miel. Corta un trocito de este trozo de panal que bajo la capita de cera guarda los aromas intactas de los néctares de los bosques de la Patagonia. Una experiencia única de sabores, simplemente deliciosa.